domingo, 15 de noviembre de 2009

Ropa vieja




Aprovechando un resto de carne del cocido del sábado, hemos preparado una adaptación de este rico plato de origen cubano. Entre los restos había morcillo de ternera, pollo y algun trocito de chorizo y de morcilla de Burgos. Lo primero es trocearlo todo, cunato más pequeñito mejor, pero cuidado, no se trata de hacerlo puré.
Pelamos y picamos una cebolla y la doramos en una sartén con aceite de oliva. Cuando esté dorada incoporamos los trozos de nuestra carne y la dejamos unos 5 minutos a fuego suave. No hay que hacer nada más, sólo comerlo. MMMMM!!! buenísimo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails