miércoles, 8 de febrero de 2012

Risotto de coliflor y azafrán

La forma más simple de comer esta flor es cocida . Hay quien añade un chorrito de aceite y unas gotas de limón y la espachurra hasta formar más bien un puré de coliflor. Hay quien le añade una cucharada o dos de mayonesa, lo que le da un toque diferente . Hay quien separa los ramitos y se la come cruda, de aperitivo mojada en una salsita de queso o porqué no? en ali-oli. Bueno, quizás a esto ultimo no le podemos llamar cocinar, pero está rica asi también.

La riqueza en vitamina C de esta flor merece ser más conocida: una porción de 200 gramos de coliflor cocida permite cubrir la mayoria de las necesidades diarias de esta vitamina. (Yo no tenia ni idea, pero es que cada dia se aprendre algo). Lo que si sabia es que tiene mucha fibra y que no hay que cocerla durante mucho tiempo , como la mayoria de las verduras, para que no pierda sus calidades nutricionales.



Ya la he preparado en sopa , podéis verlo si pinchais aqui, y hoy para variar y para sorprender os la quiero presentar en risotto, acompañada de unas hebritas de azafrán. Es el truco para que mis hijos se la coman, y funciona !!!



Ingredientes:

1 coliflor no muy grande
250 gramos de arroz arborio
1 vasito de vino blanco seco
3/4 de litro de caldo de verduras (como siempre digo, del preparado con cariño)
1 cebolla
1 chorrito de aceite de oliva
unas hebras de azafrán
queso parmesano rallado

Preparación:

1. Separamos la coliflor en ramilletes pequeños.



2. Los ponemos a cocer en agua con sal durante 15 minutos. Colamos y reservamos.



3. Mientras tanto, pelamos y picamos la cebolla, la ponemos a pochar en una sartén honda o cacerola con un chorrito de aceite de oliva. A mi me gusta que se poche bien, incluso que se tueste un poquito. Ojo, que no se os queme!

4. Añadimos el arroz y mezclamos durante unos 10 minutos hasta que esté translucido. Añadimos el vino y dejamos que el arroz lo absorba o beba sin dejar de remover. A continuación vamos añadiendo el caldo caliente progresivamente. Caldo al que previamente hemos incorporado las hebritas de azafrán, que empezarán a soltar color y aroma.  Dejar que el arroz se beba el caldo entre cada nueva incorporación y no dejéis de remover. El arroz soltará todo su almidon e irá espesando y poniéndose cremoso.

5. Al final de la cocción, añadimos la coliflor y el queso. Removemos todo delicadamente y dejamos reposar 5 minutos. Ya esta listo y huele que alimenta. Os parece que metamos el tenedor?




6 comentarios:

  1. A mi me gusta la coliflor de todas formas, y nunca la probé en risotto, así que me has dado una idea, porque se ve sensacional el tuyo. Besotes

    ResponderEliminar
  2. Tengo unas coliflores del huerto así preparadas se ven deliciosas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta, Eva, y un color precioso, entra por la vista.
    Para que luego digan que es una verdura aburrida, la has vestido de fiesta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo me la suelo comer simplemente cocida, aunque mi madre me hacía unos fritos y una tortilla que estaban de muerte.
    Me gusta mucho la forma en que la has preparado, se ve un plato delicioso.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de que os guste a todas y os agradezco vuestros comentarios y vuestra visita.

    ResponderEliminar
  6. A mi me gusta de todas maneras pero no conocia en risotto una idea nueva!:D

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails