domingo, 18 de marzo de 2012

Canónigos en 3 variantes: en crema, en pesto y en ensalada.

Los canónigos son una verdura de invierno por excelencia y que está muy de moda aqui en Francia. Es una pequeña planta anual que crece por todos lados en Europa en estado salvaje, vamos, como malas hierbas. Sus hojas tienen un sabor muy agradable y además tiene innumerables virtudes vitaminicas.



Son una de estas verduritas de las que te pones a enumerar sus excelencias y tienes que parar a respirar porque son muchas: contiene vitamina C, vitamina E y beta carotenos. Tiene propiedades antioxidantes y permite luchar contra los radicales libres y el envejecimiento de las células. Es además rica en vitamina B9 y hierro.

Los canónigos proceden del sur de Europa, del Norte de Africa y del oeste de Asia. Se extendieron rápidamente por el resto de Europa , donde se instalaron en los campos de cereales como "malas hierbas". Lo mismo ocurrió en América, en algunos estados del sur constituye una auténtica plaga para los agricultores, que los eliminan con ayuda de herbicidas quimicos.

Al mismo tiempo son una de las verduras preferidas de los franceses, que durante siglos las han recolectado en estado salvaje durante el invierno, periodo del año en la que está en su mejor momento. Se le atribuyen propiedades relajantes, le viene de familia, no en vano tiene una prima lejana que seguro conoces, la valeriana.



A fuerza de verlos todos los dias en el mercado y en los restaurantes, forma ya parte de mi dieta desde hace algun tiempo, y ahora que el invierno ya termina y estoy empezando a ver menos esos ramitos verdes, es hora de hacer una recopilación de las tres formas más habituales que tenemos de comerlos en casa. La idea me la ha dado una de las revistas de las que ya os he hablado: Régal, que en su numero de diciembre ya preparó un especial dedicado a la mâche. Asi es como se llama a los canonigos en francés. Por cierto, su nombre en español tiene un origen muy curioso que he aprendido en euroresidentes, y es que se les daba a comer esta hierba a los canónigos para que no se excitaran sexualemente y asi no pecaran, dado que siempre se le han reconocido propiedades relajantes y antiestimulantes por venir de la familia de las Valerianáceas.

Vamos allá con las recetas, ésta vez hay tres en la misma entrada, intentaré ser breve.

Ensalada de canónigos con peras y ricotta

150 gramos de canónigos
2 peras conferencia
1 limon
200 gramos de ricotta
un puñado de nueces peladas y partidas
1 c.s. de aceite de nuez
1 c.s de aceite de oliva
sal y pimienta


1. Lavar y secar el limón. Rallar la cáscara encima de un bol. Añadir el ricotta y 1 c. S de aceite oliva. Salpimentar.  Espachurrar con un tenedor.

2.Pelar y quitar las pepitas de las peras. Cortarlas en rodajas. Regarlas con el zumo del limón.

3. Lavar y escurrir los canónigos. Colocarlos en una ensaladera. Salpimentar y aliñar con aceite de nuez y de oliva. Mezclar rápidamente. Colocar en los platos con las peras y las nueces. Repartir el ricotta y servir.


Crema de canónigos con creme fraîche

250 gramos de canónigos
2 cebollas pequeñas
200 gramos de patatas (ratte)
1 litro de caldo de verduras
20 cl de creme fraîche
20 gramos de mantequilla
Sal y pimienta blanca
Ketchup para decorar



1. Lavar y escurrir los canónigos. Pelar y picar las cebollas. Pelar y cortar en daditos las patatas.

2. Fundir la mantequilla en una cacerola. Pochar las cebollas . Añadir los canónigos y mezclar durante 2 o 3 minutos a fuego suave. Verter el caldo de verduras. Cuando empiece a hervir añadir las patatas y salar. Cocer durante unos 15 minutos.

3. Batir la crema con la creme fraîche. Rectificar de sal. Decorar y servir.


Pesto de canónigos

50 gramos de canónigos
150 gramos de queso fresco
1 limón
sal y pimienta



1. Cortar con tijeras los canóonigos. Espachurrar el queso con la cáscara del limón rallada y un poquito del zumo. Incorporar los canonigos  y continuar mezclando. Salpimentar.

Es ideal para comerlo en una tostada de pan, en un sandwich o para mojar otras verduritas crudas en aperitivo. Si ademas lo acompañais de unas nueces, mejor que mejor. Le van genial.

 Espero que os haya gustado el tres en uno de hoy , me despido para dejaros digerir todo bien y os deseo una estupenda semana. :)

12 comentarios:

  1. Me encantan y me quedo con tus tres propuestas, prácticamente sólo los uso en ensaladas y la opción pesto y la opción crema me parecen fantásticas para variar. Apuntadas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los canónigos que aunque sean de invierno me los como en cualquier época del año, las tres opciones me gustan pero la más curiosa la del pesto!

    besos

    ResponderEliminar
  3. Mmmm, a mí me encantan en ensalada pero nunca los he probado en ninguna de las otras dos versiones que sugieres, así que habrá que ponerse las pilas

    Gracias por compartir! ; )

    ResponderEliminar
  4. Que buena verdura! Por acá no existe o al menos no se la ve por ningún lado. Me imagino que su sabor debe ser similar a la espinaca. Tu crema se ve deliciosa.
    Cariños

    ResponderEliminar
  5. Eva no tenía idea de que tuviera tantas propiedades...oye me han encantado las tres recetas...primero he pensado haré la ensalada, pero al ver la crema digo...y esta también...y al ver el pesto...y esta por supuesto...vamos que me han encantado...el pesto cuanto crees que puede aguantar en la nevera??? besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  6. Tenéis todas razón, la forma mas conocida de comer los canónigos es en ensalada, pero aqui hay que buscar los truquitos para el invierno, que es largo y no siempre apetece una ensaladita , asi que supngo que por ello es tan normal hacer los canónigos en crema y calentita s'il vous plait. Y lo del pesto, hoy en dia se hacen pestos de cualquier hierban porqué no de la que está de moda?

    Nùria , cielo, a nosotros no nos dura mas de una semana, uff, ni eso. Pero para que puedas calcularlo, lo mas facil es saber cuanto te aguanta el queso que vas a usar para hacerlo.

    Besitos a todas y gracias por vuestra visita y comentarios!

    ResponderEliminar
  7. Tres variantes fantasticas yo siempre los he comido en ensalada pero despues de ver esa crema y ese pate tengo que cambiar la forma de comerlos,seguro estaran de vicio.
    Como siempre las recetas y presentaciones son de 10 points.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  8. Que ricos! Solo les veo una pequeña pega, que resultan un poco caros... aunque no tanto como la rúcula, por ejemplo... me quedo con el pesto, me parece una idea sencilla y muy muy ligera para aderezar unas tostadas o incluso un plato de pasta!

    ResponderEliminar
  9. cualquier opcion es buena.jejeje

    ResponderEliminar
  10. qué bien, me encantan los canónigos, pero hasta ahora sólo los he tomado en ensalada o como guarnición, me quedo con tu crema!

    ResponderEliminar
  11. Wau yo no sabia que tenia tantas cosas buenas...las comere mas si cabe!¨nosotros las comemos con huevo duro. Aqui en suiza tambien se consumen todo el año.:D

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena por la receta, se ve rica y deliciosa y sobre todo, por tu blog, me encanta, tienes unas recetas que me han encantado. Me hago seguidora tuya. Si quieres puedes pasarte por mi blog
    http://a-pedir-de-boca.blogspot.com/ y si te gusta me dejas un comentario, te haces seguidor, lo que tu desees.
    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails